Municipios como Rute, Estepa, Beas e Higuerra de la Sierra tienen en estas fechas un especial atractivo para ser visitadas

Varios artículos expuestos en el museo del chocolate de Estepa, en Sevilla.

Un imperante aroma a chocolate despierta el apetito del visitante. Y la curiosidad. Ante sus ojos se exponen cerca de 2.000 objetos relacionados con la historia del cacao. Desde decenas de útiles que sirvieron para elaborarlo entre los siglos XVII y XX hasta colecciones de dioramas, postales, moldes para hacer figuras y tazas bigoteras. El museo sobre el chocolate de la empresa familiar La Despensa de Palacio (Chocomundo) es uno de los reclamos para visitar en estas fiestas la localidad sevillana de Estepa. La Navidad reina durante estas semanas en capitales y municipios de toda España, pero algunos como Estepa o Rute (Córdoba) han hecho de esta época su principal temporada turística. Museos sobre los productos típicos, visitas a fábricas, talleres, belenes vivientes y mercadillos son los grandes atractivos.

El olor a chocolate inunda calles de Estepa. Y no es para menos. En la fábrica de La Estepeña se erige una Sevilla de cacao construida con más de 2.500 kilogramos y en la que puede verse monumentos como la Plaza de España, la Giralda, la Catedral y la Torre del Oro, entre otros. “Están hechos con chocolate, mazapán, almendras… Es totalmente comestible”, señala el gerente de esta empresa, Marcos Galván. Esta visita puede complementarse con la del Museo del Mantecado, en el que conocer cómo se fabricaba este dulce navideño el siglo pasado a través de 1800 utensilios originales. Y sin dejar los polvorones, la empresa El Gamo organiza talleres para fabricarlos. La localidad también ofrece una ruta por los diferentes belenes instalados en iglesias, casas de hermandad e, incluso, en casas particulares.

El olor a chocolate inunda calles de Estepa. Y no es para menos. En la fábrica de La Estepeña se erige una Sevilla de cacao construida con más de 2.500 kilogramos y en la que puede verse monumentos como la Plaza de España, la Giralda, la Catedral y la Torre del Oro, entre otros. “Están hechos con chocolate, mazapán, almendras… Es totalmente comestible”, señala el gerente de esta empresa, Marcos Galván. Esta visita puede complementarse con la del Museo del Mantecado, en el que conocer cómo se fabricaba este dulce navideño el siglo pasado a través de 1800 utensilios originales. Y sin dejar los polvorones, la empresa El Gamo organiza talleres para fabricarlos. La localidad también ofrece una ruta por los diferentes belenes instalados en iglesias, casas de hermandad e, incluso, en casas particulares.

Tanto Estepa como Rute registraron durante las últimas semanas del año pasado alrededor de 22.000 turistas, según los datos del Ayuntamiento y de la Oficina de Turismo, respectivamente. También se recibe la visita de 20.000 personas en la onubense Beas, donde la Hermandad de Nuestra Señora de los Clarines recrea con la ayuda de niños, vecinos y animales el Belén viviente más antiguo de Andalucía y el segundo de España. Con casi medio siglo de vida y reconocido como una de las 7 Maravillas de la Provincia de Huelva, el montaje representa escenas tradicionales de la Biblia y escenas costumbristas de la comarca. “Permite descubrir los muchos oficios y modos de vida de la época, los utensilios y herramientas de antaño, así como artículos domésticos, muebles, y herramientas agrícolas”, explica la organización antes de precisar que puede visitarse los días 22, 23, 25, 29 y 30 de diciembre y 1 de enero. Este año, el Belén está dedicado al Condado de Niebla y enseña una reproducción a escala del Minarete de la antigua Mezquita, actual Parroquia de Nuestra Señora de la Granada; y de la Puerta de Sevilla y el Castillo.

Sin salir de la provincia de Huelva, Higuera de la Sierra también gana protagonismo estos días al contar con la cabalgata de Reyes más antigua de la comunidad y que este año ha cumplido el centenario. Alrededor de 30.000 personas acuden cada 5 de enero para admirar un desfile en el que participan los vecinos de la localidad y que está declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. A esta celebración puntual, se suma el Museo de la Cabalgata de los Reyes Magos con el que cuenta la localidad.

Las visitas a estas localidades se suman a las que pueden hacerse en las principales ciudades de la comunidad para disfrutar del alumbrado o de mercadillos como el instalado en el parque del Prado de San Sebastián de Sevilla. En Córdoba, la época navideña puede convertirse en la excusa perfecta para conocer sus populares patios de una manera diferente: decorados para estas fiestas como se hacía en el siglo pasado y al ritmo de zambombas o de la música clásica.

ANTONIO J. MORA
Fuente

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de cookies y de nuestra política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar