Nuestra Historia, el Origen de un Nombre

Nuestra historia: el origen de un nombre

Corría el año 1743 cuando nuestro antepasado, Antonio Santaella, entró al servicio del marqués de Estepa como panadero y, más tarde, se ocupó también de surtir la despensa de su palacio de la mano del célebre don Juan Martínez de Baños, quien llegaría, años después, al cargo de Gentilhombre de Boca del rey Carlos III, cuando a su señor, el marqués de Estepa, Juan Bautista Centurión, le fue concedida la llave de Gentilhombre de Cámara de la Real Casa, como lo demuestra la documentación custodiada en el legajo 5524 de la sección Consejos del Archivo Histórico Nacional y otros del Archivo del Palacio Real.

Con la desaparición de los señoríos, en la primera mitad del siglo XIX, nuestra familia adquirió en propiedad la antigua tahona-panadería que sirvió de escuela y simiente a nuevas panaderías de diferentes ramas de la familia Santaella. Hoy, más de 250 años después, siempre a pie de horno de leña, todavía existen descendientes que enorgullecen sus casas con tan noble oficio, por no decir arte.

Por nuestra parte, además de mantecaditos, polvoroncitos imperiales, bizcochos, hojaldres y tantas otras delicias que salen de nuestro horno de leña con pasión por un oficio que vamos transmitiendo a nuestros hijos, después que nos formáramos con los mejores maestros chocolateros de Suiza y Francia, con estancias inolvidables como la que tuvimos con la familia de Maurice Bernachon (proveedor del palacio del Elíseo) y de Paul Bocuse, venimos elaborando nuestros propios chocolates y todo tipo de bombones, siendo, hoy por hoy, la única fábrica de chocolates que perdura en Andalucía y uno de los pocos obradores artesanos de España que partan de habas de cacao.

Antonio Santaella

Antonio Santaella

Remedios Santaella

Remedios Santaella

Lata 2016 2.2kg corte

Bienvenidos a

La Despensa de Palacio

¡Suscríbase para estar informado de nuevos productos, eventos o artículos del blog!

Se ha registrado con éxito. Pronto empezará a saber más de nosotros.